organizadora-de-eventos

Sin categoría

Distintas formas de organizar eventos

14 Ago , 2017  

Ser organizadora de eventos nos sólo hace referencia a las bodas, o los XV años, como cabría esperar. Son demasiados los eventos que se festejan a lo largo del año, y no se necesitan de las mismas empresas, aunque parezca que éstas realizan las mismas labores.

Cada una tiene un ramo en donde se especializa, al menos yo como empresaria no me sentiría cómoda empleando una compañía que solo hace bodas para las conferencias de prensa que tengo en mente ejecutar. No es lo mismo hablar de medios, que de pasteles altos y blancos; ninguno es mejor o peor, solamente que son dos cosas muy distintas.

Creo que entre más especializado esté una empresa, más posibilidad de que se tenga éxito, puesto que se está trabajando con personas que realizan los mismos eventos una y otra vez, —por ende— sabe cuáles son los errores más comunes, se dan cuenta de los imprevistos que tienen que ver con el carácter de dicha celebración, y saben cómo solucionar esto.

conferencias-de-prensa

Si quieres una boda, ve con alguien que tenga mucho tiempo trabajando en este tipo de celebraciones, y de esta manera será más fácil que puedas garantizar tu éxito y tu fiesta sea digna de Pinterest. Si lo que necesitas es realizar banquetes empresariales, encuentra esa compañía que se encargue de hacer esto, puesto que son caminos muy diferentes los que se siguen, a pesar de que el fin sea similar.

No puedes confiarte que una persona o empresa tenga experiencia organizando, hay mucho más detrás de esto. Esto parece un consejo un tanto débil, y que es muy evidente, pero créeme, no lo es. Muchas personas, ya sea por ahorrar, porque alguien les recomendó y no se pusieron a investigar, o por flojera, toman la primera asociación y terminan quedando mal con las personas que asisten a sus eventos.

Y si de por si es estresante encargase de la organización y coordinación de un evento, cuando éste sale mal dan ganas de que la tierra nos trague. Pero esto no existe, como tampoco se puede retroceder el tiempo. Por lo tanto, sé consciente con tus decisiones, que éstas estén bien fundamentadas, y que jamás te dé flojera investigar, porque el arrepentimiento puede ser muy, pero muy caro.

No olvides compartir esta nota en todas tus redes sociales, y muchísimas gracias por leerme. ¡Hasta la próxima!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *