cortineros-metalicos

Sin categoría

Tu casa, tu espacio

15 Ago , 2017  

Cuando te conviertes en el dueño de tu hogar te vuelves en la única persona —o una de las únicas, por si te mudas con tu pareja — en tomar la decisión del decorado y el estilo que tendrá el refugio en el que puedes imprimir tu estilo sin que nadie te juzgue.

Si quieres tener cortineros metálicos, ponlos, ya nadie te puede limitar; si lo que deseas es tener una sala de color blanca, porque tu mamá siempre te dijo que ese color era muy complicado, tenlo también, ya serán tus aciertos o tus errores los que tendrás que manejar. Eres tú ahora el dueño de tus decisiones, y claro, con nuevas responsabilidades que tendrás que manejar, pero unas por otras.

Cortineros-metálicos

Ya eres tú quien paga la luz, la renta, el gas, y todas las cuentas que hacen funcionar a una casa, por lo tanto, al menos debes tener beneficios por ello. Ya serás tú quien decida cuándo lavar los platos, o a qué hora llegar. Nadie más te estará esperando con un reloj en la puerta de tu casa enojado porque no cumpliste con el horario determinado, eso ya quedó en el pasado. Haz conseguido otro tipo de libertad, ya tienes el derecho ahora sí de considerarte un ser independiente.

Aunque no te creas, no todo es felicidad como lo he descrito. También entenderás mucho mejor a tus padres, y por qué se sentían tan presionados en muchas ocasiones, y el estrés que cada sobre con el emblema de MasterCard les ocasionaba, así como las razones de sus dolores de cabeza cuando la quincena se acababa antes de tiempo.

Todo tendrá un sentido ahora —pero como mencionaba — es una parte inevitable de la vida, y no podrás huir. Por eso concéntrate en lo positivo, e imprime tu estilo porque, al fin y al cabo, termina siendo tu protección las paredes que te resguardará.

Mi recomendación, para que no digas ni creas que solamente te estoy dando malas noticias, o que estoy haciendo que te deprimas es que acudas al Centro decorativo. Es una empresa que tiene opciones muy interesantes y que te podrá llamar la atención.

Y no te deprimas, no pierdas la sonrisa. Porque algo que nadie va a poder negar es que conseguiste tu independencia, y es uno de los triunfos más dulces que se pueden tener en la vida. No olvides compartir esta nota en todas tus redes sociales, y estar al pendiente de lo que escribo. Muchísimas gracias por leerme. ¡Hasta la próxima!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *